WASHINGTON- El aumento de la demanda de los consumidores y las restricciones relacionadas con la pandemia en la cadena de suministro global se han combinado para ejercer una enorme presión sobre la industria de almacenes y logística de la nación y han llevado al Departamento de Trabajo de los Estados Unidos a tomar medidas más estrictas para garantizar que los salarios y los derechos laborales de los trabajadores de almacén y logística estén protegidos. La Oficina de Estadísticas Laborales estima que actualmente hay 1.2 millones de trabajadores empleados en la industria y es probable que ese número solo crezca.

La industria emplea a una amplia gama de trabajadores, incluidos trabajadores de almacén, trabajadores de transporte y entrega, trabajadores de logística y trabajadores minoristas. La subcontratación y el personal temporal con supervisión limitada es común en la industria y se asocia con un aumento de las violaciones laborales. Para abordar las preocupaciones sobre los derechos de los trabajadores, la División de Horas y Salarios del departamento ha anunciado una iniciativa de Trabajadores de Almacén y Logística, compuesta por vigorosos esfuerzos de cumplimiento y divulgación, para garantizar que los trabajadores:  

Reciban todos sus salarios legalmente ganados, incluidos los mínimos y las horas extras.
Estén a salvo del acoso laboral y las represalias cuando reclaman sus derechos.
No se les impida tomarse un tiempo libre del trabajo en virtud de la Ley de Licencia Familiar y Médica.

La iniciativa también apuntará a la clasificación errónea de los empleados como contratistas independientes, una práctica que niega a los trabajadores sus salarios y protecciones requeridos. La clasificación errónea afecta a numerosos trabajadores de la industria de almacenes cada año, especialmente camioneros, mensajeros y conductores de entrega, y es una prioridad de la agencia.

“La pandemia demostró que los trabajadores de almacén, los repartidores, los conductores de camiones y otros en la industria del almacenamiento y la logística son trabajadores esenciales y son clave para la economía de la nación”, explicó la administradora interina de la División de Horas y Salarios, Jessica Looman. “Estos trabajadores aseguran que los suministros médicos, los materiales de construcción, los alimentos y la ropa, y muchas otras necesidades de la vida diaria lleguen donde y cuando se necesiten. Merecen todo su salario duramente ganado.”

La iniciativa de la División de Horas y Salarios utilizará la educación, el alcance y la aplicación vigorosa para aumentar el cumplimiento y reducir las violaciones de la industria. La división desarrolló un kit de herramientas de asistencia para el cumplimiento y otros recursos en línea para ayudar a los empleadores y está involucrando a empleados, defensores, empleadores y partes interesadas a nivel nacional, regional y local para garantizar la efectividad de la iniciativa. 

“La División de Horas y Salarios prioriza las protecciones esenciales para los trabajadores esenciales”, agregó Looman. “Utilizaremos todas las herramientas disponibles para garantizar que los empleadores cumplan con las leyes laborales federales”.

Para obtener más información sobre la FLSA y otras leyes aplicadas por la división, comuníquese con la línea de ayuda gratuita de la agencia al 866-4US-WAGE (487-9243). Obtenga más información sobre la División de Horas y Salarios, incluida una herramienta de búsqueda para usar si cree que la división le puede adeudar salarios atrasados cobrados. Los trabajadores pueden llamar a la División de Horas y Salarios de manera confidencial con preguntas, independientemente de su estado migratorio, y el departamento puede hablar con las personas que llaman en más de 200 idiomas.

Read in English

Leave a Reply

Your email address will not be published.